Facebook Twitter Gplus Flickr Pinterest LinkedIn YouTube Google Maps E-mail RSS
Para crear tu TRIBU tienes que tener un gran Liderazgo.
 
Ser Diferente ya no es suficiente: HAY QUE SER EXTRAORDINARIO!
Home Emprendedores Tipos de clientes que no debes tratar [Vídeo]
formats

Tipos de clientes que no debes tratar [Vídeo]

tipos de clientes que no debes tratar

Cuando tienes un negocio y vendes productos o prestas servicios siempre te sucederán muchas situaciones con tus clientes, esto hace parte del propio negocio el cual debes aprender a tener mucha paciencia y también a llevar los tipos de clientes que te vas encontrando.

Los tipos de clientes que hablaré aquí en esta recopilación son a los que deberías decirles NO porque no interesa hacer negocios con ellos. Un negocio para que sea efectivo verdaderamente debe tener una filosofía de GANAR – GANAR, es decir ambas partes deben salir ganando, el cliente debe satisfacer la necesidad que requiere de la mejor manera siendo oportuna, justa y de acuerdo a lo que necesita, y también el proveedor debe recibir su remuneración de manera oportuna.

Es muy importante tener muy claro el CLIENTE IDEAL  de tu negocio empezando por el público objetivo al que te diriges y a quienes te interesa dirigir tu negocio. No somos para todos ni todos son para uno. Además si te especializas pues será más directo tu público objetivo y más específico todo. Esto hay que tenerlo muy claro.

Las relaciones con los clientes debes ser duraderas y estables, lo cual depende enteramente de nosotros para que el cliente nos prefiera como su proveedor ideal. Esto es un compromiso primero con nosotros mismos como empresa de estar dispuestos a servir correctamente a nuestros clientes y por supuesto con ellos mismos.

Vamos a describir estos tipos de clientes que no debes tratar y con los cuales es mejor NO hacer negocios:

  • Los que no pagan: De estos si podemos detectarlos a tiempo mucho mejor, les pasas la factura, pasa el tiempo y no logras cobrar esa factura. Considero que 90 a 120 días es el tiempo máximo de espera y si no puedes verdaderamente cobrar pues si haz dejado productos para el cliente, recogerlos en el estado que estén de uso y recuperarlos. Si has prestado un servicio pues es mejor para tu salud mental y física dar por perdido ese cobro y abandonar el cliente por supuesto.
  • Los que te cambian el precio convenido: Me paso con un cliente hace tiempo ya, después de haber convenido el precio y el alcance del trabajo, me sale con que me ofrece menos dinero por el trabajo. Yo ya había hecho una inversión para él y me tocó hacerlo de todas maneras para recuperar lo invertido. Cuando acabó el período de garantía del trabajo, porque la postventa hay que cumplirla, deje de prestarle mis servicios a este cliente. Esto también es parecido a la situación de cuando se tiene un presupuesto cerrado y el precio convenido, el cliente se saca de la manga nuevos requerimientos para el proyecto y por supuesto por el mismo precio. Estas situaciones hay que tener mucho cuidado porque pueden llevar un proyecto al fracaso porque no podrás posiblemente cumplir plazos y otras cosas. Es una complicación y es mejor dejar el negocio si no conviene.
  • Clientes exigentes que nos ahogan: Hay clientes a los cuales no les satisface nada, piden y piden, les vas trabajando sus peticiones pero llega un momento en que tu tiempo no alcanza para todo, cambian de parecer y lo peor es que no se dejan asesorar. Está muy bien que un cliente sea exigente porque al final se convierten en los mejores clientes y además es de los que les gusta recomendar. Hay un límite en todo.
  •  El cliente que nos hace perder el tiempo: Hay personas que te piden un servicio o que les averigues esto y lo otro, tu tienes que dedicar tiempo para ello y cuando lo tienes para darles el presupuesto te dicen que ya lo no necesitan, que no lo quieren ya. Si valoras tu tiempo debes detectar a estas personas a tiempo, hay proyectos que son complicados, que hay que analizar los requerimientos que nos piden, consultar proveedores, realizar bocetos, armar un presupuesto y esto conlleva tiempo y dinero. Hay personas que piden un presupuesto por teléfono para que les digas el precio de algo que requiere análisis, de una reunión con el prospecto para conocer sus necesidades concretas, ver requerimientos tácitos, etc, lo cual no lo puedes hacer de una manera objetiva, a estas personas si no me permiten realizar un análisis como debe ser, conociendo al posible cliente en persona pues ni me tomo la molestia de continuar, ni de darles siquiera un presupuesto de ninguna clase.
  • Los barateros: Los que quieren que bajes el precio al mínimo, mínimo, casi regalado. Pues fácil no tienen cómo pagar tu precio y por lo tanto ni vale la pena dedicarles tiempo. Por eso debes tener muy claro tu CLIENTE IDEAL.
  • Los que no colaboran: Hay trabajos o proyectos los cuales el cliente tiene que darte bastante información, te quedas esperando y la información nunca llega y el tiempo pasa. El cliente quiere de que te encargues de todo y ellos no tener que hacer nada, desafortunadamente las cosas no son así y la colaboración del cliente es imprescindible.
  •  Los que no tienen las ideas claras: Hay personas que nos saben lo que quieren y te marean constantemente. A este tipo de clientes se les detecta fácilmente y es mejor no seguir adelante con el proyecto o trabajo. Si puedes asesorarlos para orientarlos muy bien, pero si no es así, es perder el tiempo rotundamente. Una persona al no tener las ideas claras sobre todo de lo que quiere, de su objetivo principal se complica mucho las cosas, porque cualquier idea que plantées es susceptible de que no guste, y prefiero no continuar con ello.

Hay más tipos de clientes que es incómodo de trabajar con ellos, quien dijo que emprender es fácil?, las personas son complicadas y es aquí donde debes aprender a valorar a tu cliente, como ya lo dije antes en todo negocio hay dos partes y todos deben ganar, esa es la cuestión. Todo conlleva tiempo, el aprendizaje también, todo es emprendizaje y al final la experiencia es la que nos lleva a saber que errores no debemos volver a cometer, todos los días aprendemos a emprender.

Sr Intelligenius

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo en Redes Sociales en los enlaces de abajo.


Suscríbete a nuestro Newsletter ahora y recibe contenidos exclusivos sobre Marketing, Negocios y Herramientas para Bloggers Emprendedores

Escrito por Sr Intelligenius

Sr Intelligenius

Luis Alfonso Gómez es el autor de este blog y su marca personal Sr Intelligenius ayuda a personas y pequeñas empresas a crear su presencia online, su actitud Social Media y Diseño Web. Con su proyecto de ser Blogger ayudando a otros a serlo para construir Marcas Personales sólidas. Emprendedor incansable creador de ecosistemas emprendedores.

También te puede interesar:

 
Etiquetas:,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies